sábado, febrero 13, 2010

Creo que ya he mentido suficiente...

Muchas veces, cuando me preguntan por ti, empieza a darme vueltas la idea de cómo sería todo si nunca hubiese dicho lo que siento; yo no soy de esos que se intimidan ante la gente y que seguramente callarían todo en una situación como la mía. No desconocía el absurdo de mis deseos, comprendía perfectamente que mi amor por ti iba a recibir prejuicios de quien quiera que escuchara la historia y sobre todo que ésta historia fácilmente llegaría a oídos de muchos. Pero la remota esperanza de que estuvieras conmigo valía la pena.

Lo único que no imaginé es el cambio que provocaría en ti...

Por eso decidí hacer como si nada hubiera pasado y tratar de recuperar a la niña de antes. Así que desde hace un tiempo miento cuando llamo a buscarte con cualquier excusa porque la verdad es que solo quiero escucharte. Miento cuando salgo de tu casa porque la verdad es que no quiero alejarme y sobre todo me miento a mi mismo cuando intento ignorar la distancia que mantienes conmigo.

Si, son mentiras que me han permitido estar a tu lado aún sabiendo que tú tampoco olvidas lo que siento por ti.

No entiendo bien tus motivos cuando me dices que pase a visitarte... No, esa es otra de mis mentiras, en realidad tengo claro que no eres tú quien quiere verme, es pura diplomacia...

Cuantas veces he escuchado ya que debo seguir adelante, que no pude estar más equivocado al fijarme en ti, pero si en algo nunca he mentido es que definitivamente valió la pena equivocarme...

Valió la pena por tener la oportunidad de sentir tus labios rosando descuidadamente mi mejilla al hablarme en susurros como la última vez que fuimos a cine...valió la pena por tener la excusa para embriagarme con tu aliento a chocolate, valió la pena porque no hubo problema tan grande que me quitara la felicidad de jugar a despertarte temprano mientras yo esperaba que no te levantaras para seguir recostado a tu lado.

Una parte de mí quisiera seguir mintiendo así... Es cierto que solo tenemos un Primer Amor y no me arrepiento que el mío hayas sido tú.

Te quiero demasiado.

7 comentarios:

muñeca dijo...

hola me gusto lo q escribiste
escribes lo que peiensas eso esta bm
yo tmb lo ago
espero q t pases y leas lo mio aver q t parecio
cuidate
si!

Barbarita :)! dijo...

me encanto lo que escribiste.... yo te recomiendo que sigas luchando :D ^^!

Anónimo dijo...

Hola amigo, me gusto tu blog,soy de Tucuman Argentina

Piero Iurato dijo...

Si uno se olvidara de todo,
y el cuerpo solo respondiera,
la culpa no nos golpearia;
pero si tu conciencia te rastreara
y ella misma no callara,
con tu propio peso te hundirías...

Hola, soy Piero,saludos Mauricio.

bea dijo...

Y lo autentico de mi es que miento, miento y miento ♪

ojal-a dijo...

En muchas ocasiones lo único real que tenemos, es la mentira.

EMBRUJO dijo...

bueno que decirte si ya una va conociendo tu historia pero el amor de verdad es el se comparte siendo privao de dos que se aman, sin dar explicaciones a quien pregunta sabes yo siempre digo quien quiera saber que se compre un libro, yo me explayo con mis letras que no tienen cara asi salgo sin ir a la deriva donde el sentir se quiere quear,, que amor tan grande te ha dejo una huella profunda besitossssssssss