sábado, noviembre 04, 2006



Considero que el silencio a veces es demasiado íntimo para que exista entre ciertas personas; nos da posibilidades distintas, nos deja pensar más, tal vez mejor pero eso sí nos permite ver algunas cosas que tratamos de ocultar con palabras y esta vez antes de verme a mí, logré ver mejor a mi alrededor.

Al fin, atrapé por decirlo de alguna manera, pequeñas luces que brillaban de una forma especial, que aunque no termino de entender si me son bastante familiares y sobre todo agradables.

Si, lo que conseguí hacer es algo cercano a lo que queria mostrar y compararlas con verdadero arte no tendría sentido porque dudo acercarme a lo que es un artista solamente no queria que dejaran de existir como si nada así que acepté exponerlas, pero en el fondo solo quisiera escuchar que alguien las comprende como lo que son y como donde estan no creo que pase acá las dejo para ver que susurran entre ellas o tal vez que callan.

4 comentarios:

Ayanami dijo...

Creo comprenderlas... solo creo, y me gustan.

Mauricio dijo...

n_n! Gracias!!!! podrías contarme que te dicen?

Ayanami dijo...

1. Cansancio de la desesperación, estado indefenso e impotente.
2. No hay mucho que decir de este, mas que una magnifica persona viendo un castillo diabólico perdido, o encontrado, simplemente puesto a la deriva(¿?) en el desierto.
3. Tardes crujientes y confortantes, (aunque me parece que le falto un triz de detalle), un poco de descanso

Mauricio dijo...

Me encanta darme cuenta que no solo yo veo lo que veo y no sé porqué, jajaja castillo diabólico, no vas a cambiar de parecer, no? y si, tienes razón algo faltó en la tercera efectos de un brazo derecho que sacó la mano jajaja